Don Italo
 Don Italo Pedro Gimenez

A los 81 años



Alberto J. Armando, Casabianca, Italo Pedro Gimenez

Falleció Italo Pedro Giménez 

Esta mañana dejó de existir un verdadero símbolo de la historia rojinegra: Italo Pedro Giménez. Al cierre de nuestra edición, el presidente sabalero, Germán Lerche, despedía sus restos en el estadio.

Fue el hombre que lo sacó de la "C" para llevarlo a Primera y que trajo al Santos de Pelé...

Murió Italo Giménez... Y Dios quiso que fuese un 9 de julio, exactamente 60 años después de la inauguración de la cancha. Aquel día de 1946, Italo era un pibe de 21 años que ya trabajaba en Colón con otro gran presidente: don Francisco Ghiano, del cual debe haber aprendido mucho.

Murió Italo Giménez... Un personaje lleno de anécdotas, algunas incontables. Y tengo una deuda con él, pero sé que Italo sabrá perdonarme. Quería hacer un libro. ¿Se imaginan lo que hubiese sido si contaba todo lo que vio, lo que hizo y lo que vivió?

Murió Italo Giménez... El fue presidente en los tiempos en que Colón jugaba en la "C", hizo que ascendiera a la "B" en un famoso decreto y ese mismo año, en medio de la euforia del retorno, lo trajo al Santos de Pelé a jugar en Santa Fe. Contaba Italo que cuando terminó el partido y la delegación brasileña se dirigía al aeropuerto, le ofrecían todo el oro del mundo para que Colón vaya a jugar a Brasil la revancha. "La querían jugar ahí mismo, pero les dije que no", se encargó de contar una y mil veces el inefable Italo. ¿Y quién le quita lo bailado, si él fue responsable, con aquella gesta de traer al Santos y ganarle en el barrio Centenario, de que al estadio se le diera el mítico mote de Cementerio de los Elefantes?

Murió Italo Giménez... Responsable total de que Santa Fe tuviera fútbol de Primera. Porque no sólo lo pensó y lo orquestó para Colón, sino que hasta cuenta la historia que le fue con la "oferta" a Unión. "Ascendemos los dos", le dijo Italo a su amigo, el doctor Marcelo Casabianca, presidente de Unión y garante de la casa que Italo alquilaba para vivir con su familia. El lo concretó en ese año (1965), y Unión lo hizo al año siguiente. Lo que parecía una locura, era un hecho real y palpable: Santa Fe tenía a los dos equipos en Primera después de 20 años de lucha en el ascenso, ¿qué tal?

Murió Italo Giménez... Seguramente, estará tomando un café en el cielo y divirtiéndose con el "Pato" Pastoriza, su amigo. El "Pato" lo adoraba a Italo. íCómo no hacerlo si Italo le abría las puertas de la sede del club, allá por los inicios de los "60 para que Pastoriza durmiera allí! Era más que un amigo, era un padre para él. Por eso, cuando Pastoriza ganó fama y dinero, nunca se olvidó de Italo. Y cada tanto viajaba y estacionaba sus hermosos coches -que iba renovando- en la casa de él para darle un abrazo, reírse un poco con sus ocurrencias y le dejaba algún "regalito", aunque el "Pato" sabía que no había fortuna en el mundo que pudiese pagar lo que Italo había hecho por él.

Murió Italo Giménez... El de las valijas llenas de papelitos de diario cortados como si fuesen billetes para que los jugadores se crean que allí estaba el premio... El de las anécdotas tan jocosas como increíbles...

Murió Italo Giménez... Gracias a Dios, recibió algunas alegrías en sus últimos días de vida. Era miembro del Tribunal de Honor en Colón (formó parte de la lista de Lerche), recibió el llamado de Angel Malvicino el día de su cumpleaños y dos amigos de aquellos tiempos (Pablo Gigliotti y Omar Jullier) lo llevaron a que conozca el predio que el club construye a la vera de la autopista. Ni siquiera pudo recorrerlo, pero le brillaron los ojos al ver cómo se engrandecía su amado Colón.

Murió Italo Giménez... Esta mañana, el contador Emilio Pardo, su amigo de la infancia, me contaba una anécdota: "Un día compramos un Ford T, le sacamos las cubiertas y lo hicimos andar en las vías del tranvía. El "motorman" iba detrás nuestro y se mataba de risa... Así era Italo".

Murió Italo Giménez... Cuando nadie se acercaba a Colón para colaborar, él estuvo al lado de Joaquín Peirotén, quien ya cansado de poner plata en el club no sabía cómo armar el equipo. E Italo le trajo, debido a su amistad con los dirigentes de Central, jugadores de la jerarquía de Palma y Di Leo, entre otros, además del "Conejo" Tarabini (amigo de Pastoriza) para que dirigiera, y afrontar aquel campeonato de ascenso. Y hoy me pregunto de dónde habrá sacado los miles de dólares que aportó a fines de 1992, cuando el club tenía prácticamente puesta la bandera de remate y aparecieron él, Vignatti y De Santis para aportar el dinero y salvarlo.

Murió Italo Giménez... Un dirigente distinto en una época diferente, donde eran necesaria la picardía, la astucia, la imaginación, el valor, el coraje y, sobre todo, un gran amor y una gran pasión para gobernar un club de fútbol, cuando el fútbol era todo menos un gran negocio. Italo nació humilde, vivió con lo justo, nunca se despegó de una clase media normal y murió humilde. Dio todo sin sacar absolutamente nada. Nada de nada.

Murió Italo Giménez... Créame, amigo lector, sea usted hincha de Colón o de Unión, que con él se va un pedazo grande, muy grande, de la historia del fútbol de Santa Fe. Hasta siempre, Italo.

él útimo adiós

El cortejo fúnebre con los restos de Italo Giménez tenía previsto partir a las 15 y antes de su cristiana sepultura, pasar por el estadio del club Atlético Colón. Allí, el actual presidente, Germán Lerche, iba a hacer uso de la palabra para despedir a un hombre que tanto dio por la institución.

fuente: Diario El Litoral. 10-07-2006

Patria Sabalera, 100.9 Radio Chalet
 
Publicidad
 
El mejor sitio del Hincha Sabalero
 
Sos el visitante n°
 

Contador gratis
Asociate gratis a Patria Sabalera
 
Asociándote gratuitamente a Patria Sabalera, obtendrás tu número de socio y participá de los sorteos que se hacen en las transmisiones de los partidos. Envia tu mensaje a: PatriaSabalera@hotmail.com
Actualizamos todos los días
 
 
Hoy habia 4 visitantes (159 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=